Este fin de semana pasado tuvimos un fin de semana más que apretado con los Simon Rock’s. En un mismo fin de semana se juntaron dos conciertos importantes: Viernes noche, concierto en Rober’s Castelldefels y domingo por la mañana, un año más en La Mitja Marató de Barcelona. Ambos conciertos fueron un reto vocal ya que arrastraba un constipado con mucha mucosidad que se me había instalado en las cuerdas vocales y que me dejaba la voz algo ronca. Los dos o tres ensayos anteriores a los conciertos los había tenido que hacer de manera “suave”, usando voz de cabeza en lugar de twang, sin mucha potencia e incluso, dejando de cantar algunas partes potentes de algunos temas.

El repertorio de Simon Rock’s es excelente, algunos de los mejores temas de rock de los ’60-’70 pero se trata de un repertorio MUY exigente a nivel vocal ya que incluye temas de: Led Zeppelin, Janis Joplin, Jefferson Airplane, Queen, Creedence, The Police…lo que requiere estar todo el concierto a un nivel de energía y apoyo respiratorio muy alto para que aguantar la potencia vocal y el twang. Necesitas estar al 120% y no siempre es así. ¿cómo solucionas el bache de no estar en condiciones ideales para un repertorio como este?no es sencillo. Ante todo, como ya he comentado, las dos semanas antes intenté no desgastar demasiado mi voz con las clases ni los ensayos, ir un poco a medio gas y cuidar mucho los alimentos: nada de alcohol, nada pesado ni muy graso que encima me pudiera producir reflujo, muuuucha agua e infusiones y todos los remedios que estaban a mi mano para intentar calmar la tos y sacar la mucosidad que taponaba las cuerdas vocales. Sprays de própoli, Homevox, gengibre con todas las infusiones que tomaba, mucolíticos y vahos de eucalipto y manzanilla antes de ir a dormir…pero desgraciadamente no me sirvió de mucho y la mucosidad seguía fastidiando. Finalmente, abandoné todos los remedios y dejé que mi cuerpo siguiera el camino que quisiera, no había mucho más qué hacer.

El constipado y la gripe con fiebre habían surgido después de todo el estrés y preparativos del concierto de alumnos, así que me planté y pensé que no valía la pena volver a pasar por lo mismo. Por primera vez en mucho tiempo salí relajadísima al escenario el viernes por la noche, sin nervios, dispuesta a darlo todo. Como pasa casi siempre, el sonido dentro del escenario no era el más adecuado pero la sala Rober’s cuenta con su propio técnico de sonido que nos ayudó en todo momento, y al final todo fue de maravilla.

Dos días después, nuevamente prueba de fuego: concierto matinal en la Mitja Marató de Barcelona. Ahí se juntaron frío, humedad, cansancio, restos de constipado y como no, el hecho de tener que empezar a cantar antes de las 9h de la mañana. Duro. Muy duro. Pero se hizo.

No tenía la voz en condiciones ni de lejos, por motivos estrictamente laborales, había dormido poco y eso es una de las principales causas de falta de energía y agudos. Los más importante es descansar bien y no desgastar la voz en exceso, pero ni una ni otra, así que había que afrontar el concierto lo mejor posible. Antes de empezar la prueba de sonido a las 8.30h había calentado la voz tanto como el montaje y preparación del concierto me habían permitido, pero no sólo la voz si no que era básico calentar el cuerpo. Como hemos comentado en más de una ocasión, la musculatura del cuello es sólo una pequeña parte de todo el mecanismo que nos lleva a cantar correctamente. Nuestro cuerpo es un todo y se debe tratar como tal. No sirve de nada que caliente mis cuerdas vocales si el resto del cuerpo lo tengo frío, entumecido y dormido y no va a ser capaz de responder para aguantar mi diafragma en las partes más agudas o potentes ni de ofrecerme la energía necesaria para aguantar las 2h de concierto.

Al igual que los corredores para los que estaba cantando, necesitaba un calentamiento físico y una preparación mental para aguantar. Era necesario empezar a mover todos los músculos del cuerpo (piernas, brazos, cuello, espalda…) de manera activa y a estirarlos para estar preparada. Es muy común que al principio toda esta preparación física y vocal no se haga por vergüenza, ¿qué hace la cantante? ¿Porqué estira como si fuera a correr ella? pero debemos explicar, acostumbrar y hacer entender al resto de músicos (si te miran con cara rara) el objetivo de toda esta preparación y sobretodo estar por encima de comentarios (que no es el caso de los músicos que me acompañan, muy al contrario, habitualmente alguno de ellos se une a la sesión de estiramientos XD ) y mirar por nuestro bien físico y “sonoro”. Os puedo garantizar que el sonido de una voz calentada previamente, no tiene NADA que ver con una voz que llega y empieza a cantar sin calentamiento, a parte, la probabilidad de lesionarnos aumenta exponencialmente.

Otra realidad ineludible, es el hecho que tanto cantante como el resto de la banda, entiendan que la voz es un INSTRUMENTO LIMITADO y que los factores externos pueden hacer que de un día a otro, de un concierto a otro, el repertorio no se pueda afrontar de la misma manera. Cuando no se puede no se puede y no hay más. Así que cuando vi que mi voz no reaccionaba como deseaba, eliminé un tema del repertorio ya que me suponía un esfuerzo extra que me podía haber dañado.

Un tercer handicap del día y esto va sobretodo dedicado a mis lectoras femeninas es la regla. Un tema que NO voy a eludir comentar nunca, y que odio que se pase por alto como si no existiera o no afectara, en este caso concreto, en nuestra voz como cantantes. La variante hormonal puede afectarnos y muchísimas veces lo hace. Lo tengo más que comprobado con mis alumnas y conmigo misma, dos o tres días antes (sobretodo) y los dos primeros días, en mi caso, SIEMPRE pierdo de dos a tres tonos de agudos y mi voz se vuelve algo más rasposa y menos clara, y no hay más. Ello implica, que he de ser consciente de esta realidad, que no voy a llegar a ciertos tonos o que necesitaré un extra de soporte y atención a mis agudos para que todo salga correctamente. En estos días el cuerpo no va sobrado de energía así que todo se vuelve más complicado y descansar y alimentarse correctamente son un “must” que sube a los primeros puestos de la lista.

Dicho esto os dejo el resultado del concierto (gracias a Iván, nuestro bajista por el montaje de este vídeo):

 

Share This